Ventura Camejo: “Hay que ‘enfermerizar’ los hospitales para dar un trato más humanizado a los pacientes”

SANTO DOMINGO. El titular del Ministerio de Administración Pública (MAP), licenciado Ramón Ventura Camejo, dijo en la mañana de este viernes que durante sus recorridos por los centros de salud de todo el país, desde Pedernales hasta Higuey y de Higuey hasta Dajabón, ha podido apreciar que “hay que ‘enfermerizar’ los hospitales, porque las enfermeras tienen ese amor por los pacientes, ese trato especial que hay que multiplicar en todos los servidores del sector salud”.

Ventura Camejo, al intervenir en la clausura de un seminario de benchmarking o de compartir los avances y las buenas prácticas en la gestión y los servicios de distintos hospitales del país, se confesó enamorado del programa Mamá Canguro que se aplican en varios hospitales, porque salvan las vidas de muchos niños.

Asimismo, precisó: “Pienso que hay un gran capital en Salud Pública, con muchos científicos, gente muy dedicada, con gran vocación de servicio, hay mucha capacidad humana, mucha capacidad profesional, médicos muy talentosos dispuestos a dar la batalla, además de que considero que la profesión del médico es una profesión venerable, que no sólo requiere trabajo sino vocación, dedicación, entrega”.

El seminario, organizado por el Ministerio de Administración Pública (MAP), tuvo lugar en un hotel de esta capital, y fue inaugurado por el doctor Nelson Rodríguez Monegro, director del Servicio Nacional de Salud (SNS), quien expresó que para mejorar la calidad de los servicios en los hospitales públicos, además de recursos económicos, se necesitan supervisores, gente comprometida, mayor rigor profesional de los recursos humanos, un personal con más compromiso, dedicación, interés y de trabajo de equipo.

“Si hacemos lo que hay que hacer con compromiso, dedicación y sacrificio, podríamos bajar al mínimo las muertes materna y materno-infantil”, señaló Rodríguez Monegro, al tiempo que agregó que “aplicando los procedimientos correctos y entregados al servicio, no hay ninguna clínica privada que pueda competir con los hospitales, sobre todo después de como quedan sus infraestructuras y recursos, después de ser remodelados por el Estado”.

Pedro Nina, viceministro del MAP, Angel Federico Garabot del Hospital San Vicente de Paul, de SFM; Modesta Altagracia Almánzar de CECANOT; y Ramón Ventura Camejo, ministro de Administración Pública.El funcionario de Salud Pública consideró que los temas tratados en el seminario o benchmarking organizado por el MAP son de singular importancia para la transformación del sistema de salud de la República Dominicana, ya que “estamos en una cruzada por la mejoría de la calidad de los servicios de salud y uno de los problemas prioritarios en esta gestión es combatir la alta tasa de mortalidad infantil y materna, lo que no se comprende  con el grado de desarrollo que ha alcanzado la Republica Dominicana”.

Destacó que para ello hay que trabajar en armonía con una estrategia nacional, un mecanismo de monitoreo y evaluación ya existente en algunas instituciones para alcanzar determinadas metas en ese sentido.

Entre las principales causas de muerte en estos renglones en los hospitales citó las infecciones, los sangrados, los abortos y la hipertensión.

Sostuvo que muchas muertes, muchas bacterias se evitarían en los hospitales si el personal y sus funcionarios se preocuparan más por mantener limpias, higiénicas y desinfectadas todas las áreas de los centros, y precisó que para eso no se necesitan más recursos que la disponibilidad del personal y la adecuada gestión de sus funcionarios.

Durante el benchmarking o seminario para compartir las buenas prácticas de los hospitales de maternidad, titulado “Hospitales de maternidad comparten sus buenas prácticas de gestión y servicios” la doctora Gricely Pozo, sub-directora médica del Hospital Materno Infantil Dr. Reynaldo Almánzar, presentó los avances de ese centro con el tema “Elementos Básicos para la Gestión Hospitalaria de Calidad” y citó entre sus resultados el tener cero muertes de madres durante siete mesesAsimismo, el doctor Víctor Calderón, director del  Hospital Materno Infantil San Lorenzo, de Los Mina, se refirió a las experiencias y prácticas de ese centro asistencial, por las cuales se han reducido al mínimo la morbilidad y mortalidad materno-infantil.

En tanto que el doctor Ángel Federico Garabot, director regional de Salud del Nordeste y quien fuera  encargado de Neonatología del hospital San Vicente de Paúl, trató sobre el programa “Mamá Canguro en el país, que ha ayudado a reducir considerablemente las muertes de los niños prematuros, nacidos con bajo peso y con otros problemas.

Mientras que la doctora Modesta Altagracia Almánzar, encargada del programa Retinopatía de la Prematuridad, de Cecanot, trató el tema de “Previniendo la Retinopatía en los Bebés Prematuros”, con lo cual se evita que los niños prematuros queden ciegos.

Y la doctora Joselyn Sánchez Parra, directora  del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Altagracia, fue precisa al hablar sobre el tema “Mejorando la calidad en la atención de las embarazadas para reducir la morbilidad y mortalidad materno-infantil”.